Skip links

Mantente en forma en navidad

Empiezas el mes de diciembre pensando que este año las navidades no te van a pasar factura. Llevas todo el otoño entrenando, comiendo sano y estás en buena forma. Has cogido el ritmo perfecto para seguir mejorando cada día, las agujetas ya no son un suplicio y tu alimentación es equilibrada y saludable. Entonces, sin darte cuenta, llegan las Navidades. Comenzando por la cena de empresa, juntarte con esos amigos que ves de uvas a peras, traen dulces a la oficina, vas a ver a familiares que lo primero que te sacan es moscatel con polvorones, por no hablar de las cenas de Nochebuena, la comida de Navidad y las celebraciones de Año Nuevo. 

Y tú, que te habías propuesto no caer otro año más, de repente te saltas el entrenamiento un día. Que hace frío y en casa se está calentito. Luego otro, porque has comido demasiado y no hay quien te mueva del sofá. Pasa Año Nuevo y piensas “bueno, después de Reyes empiezo”. Otro año más. 

Esa es la opción fácil. Pero en PRAMA te proponemos la única opción válida: unas Navidades en forma. Ir al gimnasio o salir a correr en Navidades no apetece, es una época festiva en la que queremos disfrutar y pasarlo bien. Por eso, PRAMA es la clave. Porque en PRAMA lo pasamos bien, nos divertimos, jugamos, sudamos y entrenamos duro, pero lo convertimos en una experiencia que siempre deja buen sabor de boca. 

Aquí te traemos cinco motivos por los que seguir entrenando en PRAMA en navidades es una muy buena idea: 

  1. Tenemos sorpresas preparadas: nunca nos cansamos de traerte experiencias nuevas. Si se trata de celebrar algo, ten por seguro que nosotros somos los primeros en celebrarlo. Por eso, nuestras sesiones especiales de Navidad se convierten en una fiesta. 
  2. Puedes traer a ese amigo que ha venido de fuera: todos tenemos amigos que viven fuera, que vemos solo en fechas especiales. Anímale a que pruebe esta experiencia contigo y que flipe con los entrenamientos que tenemos preparados.  
  3. Tendrás más energía: normalmente, en navidades comemos de más. Ingerimos muchas calorías, tenemos digestiones pesadas y los días cortos no ayudan a aumentar nuestros niveles de energía. Si vienes a entrenar, recuperarás tu energía y recargarás tus endorfinas para darlo todo en esas reuniones familiares. 
  4. Liberarás estrés: aunque las navidades son una época festiva y con días de descanso laboral, las reuniones familiares pueden ser realmente agotadoras. Quizás tienes esa tía que sigue preguntándote por qué no tienes novio o ese cuñado que no para de darte lecciones de vida. Y tú con una sonrisa en la boca. ¿Qué mejor que una sesión de Athletic para liberar la tensión o un Flow para irte relajado? 
  5. Gózate el mes de enero: quizás no te toque la lotería, pero puedes volver en enero al trabajo hecho un figurín. No tendrás que aprovechar las rebajas para comprarte ropa de una talla más, sino para darte algún capricho por lo bien que lo has hecho. Y lo más importante… seguirás subiendo en el ranking de PRAMACloud. 

Este año tus propósitos de Año Nuevo no tienen que esperar al 1 de enero, sino que empiezan en cuanto entras a la sala PRAMA dispuesto a darlo todo un día más. Así que antes de que la pereza te venza y el pijama polar sustituya a tu bolsa de deporte, coge tu móvil y reserva ya tus clases para esas fechas tan señaladas. Olvida la frase “de perdidos al río” porque en PRAMA entrenar no es una obligación, es una afición. 

Join the Discussion