Skip links

Trucos de nutrición para conseguir mejores resultados en tu entrenamiento 

Entrenar es importante para mantener una buena salud física y mental, pero cuando se trata de mejorar además tu aspecto físico, la alimentación juega un papel muy importante. ¿Sabes por qué? 

Se considera que la alimentación es responsable de un 80% de tu aspecto físico. Por eso es necesario ser conscientes de lo que comemos, cuándo lo comemos y por qué lo comemos. Hoy en día hay mucha información en la red sobre nutrición y a veces es confuso saber por dónde empezar o qué consejos seguir.  

Tanto si llevas mucho tiempo entrenando como si acabas de empezar, queremos compartir contigo algunos trucos que te harán lograr tus objetivos y rendir más en tus entrenamientos. 

Claves para comer mejor

CLAVES PARA COMER MEJOR  

Si quieres perder peso, es recomendable que te pongas en manos de un profesional que pueda ayudarte a elaborar una dieta equilibrada e hipocalórica adaptada a tus necesidades. Y aunque esta no sea tu preocupación, comer de forma saludable es importante para que tu porcentaje de grasa no sea más alto del recomendado y no tengas otros problemas como colesterol, hipertensión o niveles bajos de energía por déficits vitamínicos.  

Por otro lado, llevar una buena alimentación te ayudará a rendir más en tus clases de PRAMA, así como en cualquier actividad física o mental que lleves a cabo en tu día a día. Para esto es necesario que los alimentos que eliges tengan una cantidad suficiente de nutrientes y que sean variados, de tal forma que tu cuerpo pueda obtener todos los elementos que necesita. 

continuación, tienes las claves para mejorar tu alimentación de una forma sencilla y efectiva:  

Revisa las etiquetas de los envases. 

Hoy en día, muchos de los productos que consumimos son procesados. No te quedes solamente con la cantidad de calorías: verifica los azúcares y las grasas de los productos que compras. Si puedes evitarlos, no compres productos procesados y apuesta por los alimentos naturales. 

Controla las porciones. 

Probablemente hayas terminado alguna vez un paquete de patatas fritas pensando que era una ración, pero probablemente hayas ingerido unas cuatro. Cuando los fabricantes indican las calorías “por porción”, es importante saber si se corresponde con “nuestra porción”. Si hablamos de almendras, una porción suele incluir unas 8 almendras (sí, solamente 8). La mejor forma de medir las porciones (si no quieres vivir con una báscula pegada al brazo) es utilizar tu mano: 

  • Una ración de pasta debe ser del tamaño de tu puño cerrado 
  • Una ración de verduras y hortalizas, lo que quepa en tus manos juntas (en forma de cuenco) 
  • Una ración de carne sería el tamaño de la palma de tu mano (sin los dedos) 

Elige bien tu menú. 

La forma más sencilla de asegurarte de que estás ingiriendo las proporciones adecuadas de cada grupo de alimentos es utilizar el “plato de Harvard”. Esta conocida técnica consiste en dividir el plato en cuatro partes: 

  • Dos partes las llenarás con verduras y hortalizas (hervidas, crudas o a la plancha)  
  • Una parte con proteínas (carne, pescado, proteína vegetal) 
  • Otra parte con carbohidratos (arroz integral, pasta integral, patatas asadas o hervidas, etc) 
  • De postre, fruta 
  • Y para beber, ¡agua! 

Claves para comer mejor

Busca opciones saludables.

Es importante que no sientas que estás a dieta, sino que tu alimentación cambie hacia un modelo más saludable. Por eso, cuando sientas “antojos” debes buscar opciones que te satisfagan (en la medida de lo posible) pero que sean más saludables y menos calóricas. Aquí van algunos ejemplos: 

  • Chocolate: elige chocolate puro (al menos 80%) y no lo acompañes de pan o dulces. 
  • Bollería: sustitúyela por pan integral con aceite, miel o mermelada sin azúcar. Una opción muy dulce es una tostada con plátano y miel. También puedes hacer tortitas caseras de harina integral, con sirope de agave o de arroz. 
  • Hamburguesa: consúmela sin pan y acompañada de verduras o patatas asadas. 
  • Picar entre horas: ten siempre fruta cortada cerca y frutos secos sin sal 
  • Embutido: el único que se salva es el jamón ibérico. Si buscas pechuga de pavo o pollo, lee bien la etiqueta y asegúrate de que lleva un alto porcentaje de carne. 

Elige variedad.

Muchas veces pensamos que comer sano es soso, aburrido y que nos perdemos disfrutar de la comida. Sin embargo, nada más alejado de la realidad. Hay multitud de opciones en las que se utilizan alimentos saludables y bajos en grasas, con muchísimo sabor. Para ello, basta con buscar en la red algunas recetas nuevas y probar nuevos platos.

  • Ten en cuenta las verduras y frutas de temporada. Busca recetas que se adapten al momento del año. 
  • Prueba alimentos nuevos: cuando vayas al supermercado o a tiendas especializadas, busca alimentos saludables que no hayas probado antes. 
  • Pregunta a tu entorno: seguramente tengas gente a tu alrededor que hace platos distintos a los tuyos. ¿Por qué no compartirlos?

Claves para comer mejor

Pon un nutricionista en tu vida

¿Cuántos días no sabes qué comer y acabas comiendo mal y rápido? ¿Cuántas veces haces la compra sin tener claro realmente lo que te hace falta? ¿Sabes si tu dieta es equilibrada en proteínas, hidratos y grasas? Si has respondido que sí a todas, ¡eres una especie en extinción! Y si has respondido que no, bienvenido al club. En PRAMA tenemos la solución: pon un nutricionista en tu vida.

Porque no hace falta que quieras “ponerte a dieta” para contar con los servicios de un nutricionista. Quizá solo quieres comer mejor, mejorar tu composición corporal o bajar un par de kilos. Sea cual sea tu objetivo, nosotros tenemos la fórmula más sencilla del mundo:

  • Tendrás tu planificación semanal en una App cómoda y sencilla.
  • La lista de la compra disponible en tu App para que solo compres lo necesario.
  • Cada dos semanas tendrás seguimiento con nuestro nutricionista y podrás ver tu evolución.
  • ¡Plan 100% adaptado a ti! No importa si vives solo, con tu familia, si eres un aspirante a MásterChef o lo máximo a lo que llegas es a abrir una bolsa de ensalada… tenemos la opción idónea para ti.

Consulta nuestros bonos y empieza ya a mejorar tu salud.

Claves para comer mejor

¡Ven a PRAMA!

Hemos dicho que la nutrición es esencial para cambiar tu forma física, pero no olvides que el deporte es imprescindible. Conforme vamos cumpliendo años, perdemos músculo, así que la única manera de mantenerlo es a través del entrenamiento de fuerza. Además, el deporte aumenta las endorfinas, así que ¡no tendrás que recurrir al chocolate para sentirte mejor! 

Para completar tu semana, añade al menos dos clases de PRAMAacelerarán tu metabolismo y te darán ese impulso que necesitas para cambiar tu figura. Así, irás convirtiendo la grasa en músculo, perdiendo lo que no necesitas y sintiéndote cada día mejor. ¿Se te ocurre una combinación más efectiva que esta? 

Cambiar hábitos no es fácil y nosotros lo sabemos. Por eso es importante que te apoyes en tus compañeros de entrenamiento y compartas con ellos tus experiencias, logros y dificultades. En PRAMA Fitness queremos que consigas tus objetivos y creemos que todos juntos lo podemos lograr, disfrutando del camino. ¡Te esperamos! 

Join the Discussion