Skip links

Trucos para dormir bien en verano

El calor ha llegado y es normal que conciliar el sueño te resulte complicado. Por eso, te proponemos algunos consejos que harán que duermas mejor en estos meses de tanto calor. Es cierto que contar con aire acondicionado o ventiladores es una gran ayuda, ¡pero hay otras opciones!

Claves para dormir bien con calor

1. No duermas la siesta

Seguro que piensas que es una locura no echarte la siesta en verano. Quizá sales antes de trabajar o estás de vacaciones, terminas de comer y el sofá te llama… pero la siesta puede hacer que te resulte más difícil conciliar el sueño por la noche, incluso si es una siesta corta.
Cuando no duermes durante el día, tu cuerpo acumula esa somnolencia y hará que te resulte más fácil dormir por la noche.

2. Ten una rutina de hábitos y de sueño

El verano suele ser la época más caótica del año, puesto que los horarios cambian y las vacaciones nos trastocan todas nuestras rutinas. Es importante que intentes mantener unos horarios similares para que tu cuerpo no tenga un desajuste.

Lo ideal sería levantarte y acostarte todos los días a la misma hora, para tener una higiene de sueño correcta. Si no es así… ¡volverás loco a tu cuerpo!

2. Mantén la habitación fresca durante el día

Si durante el día no usas el dormitorio, lo ideal es que bajes las persianas o toldo si cuentas con él para que no se acumule el calor en las horas de más sol. Dependiendo de la orientación del dormitorio tendrá unas horas u otras de calor, pero lo ideal es esperar hasta que caiga el sol para ventilar la habitación.

En caso de que cuentes con aire acondicionado, intenta encenderlo antes de irte a dormir para que la habitación tenga una temperatura óptima cuando te acuestes. Si puedes abrir la ventana para que entre aire fresco, hazlo también un rato antes de acostarte.

 

3. Hidrátate en su justa medida antes de dormir

En verano es fundamental mantener una hidratación óptima, pero siempre vigilando que no sea justo antes de irte a la cama. Si tomas mucha agua o frutas diuréticas antes de acostarte, es probable que tengas que levantarte durante la noche para ir al baño, lo cual puede desvelarte.

Te recomendamos que te hidrates bien al menos una hora antes de irte a dormir y vayas al baño antes de acostarte.

4. Evita la cafeína y el alcohol

Consumir café o bebidas energéticas antes de dormir puede hacer que te cueste mucho conciliar el sueño. Puede que estés acostumbrado al café, pero si por las noches te notas nervioso o alterado… ¡evítala!
Por otro lado, aunque el alcohol crea somnolencia y puede que te duermas antes, te despertarás temprano al día siguiente y tu calidad de sueño se verá mermada.
¿Lo mejor? Evitar beber otra cosa que no sea agua en las horas antes de acostarte.

5. Haz cosas que te calmen por la noche

Muchas veces cuando no podemos dormir cogemos el móvil o nos ponemos a ver algún programa en la tele que puede alterarnos más que relajarnos. Lo mejor es que hagas alguna actividad que te calme, como leer, pintar o incluso planchar. Busca una actividad que sea tranquila y evita las pantallas de luz azul.
Cuando vuelva a venirte el sueño… ¡a la cama!